Imprimir

Pentagrama invisible

Patricia Pérez | 06 de marzo de 2020

Guillem León junto a su perro guía Gardian. // DOBLECHECK
Guillem León junto a su perro guía Gardian. // DOBLECHECK

La ceguera es una discapacidad visual que afecta a un 0’7% de la población mundial (39 millones de personas), concentradas en un 90% en los países en vía de desarrollo. En España casi un millón de personas padecen algún tipo de discapacidad visual y alrededor de 70.000 personas presentan ceguera total. Tan solo un 3% de los invidentes son por ceguera infantil.

​El protagonista de la siguiente historia es Guillem León, un joven de 19 años que, a pesar de su ceguera completa, es pianista. En estos momentos, Guillem está realizando el Grado Superior de Piano en el Conservatori del Liceu en Barcelona. Su especialización es la música clásica y su pasión la ha heredado de su padre, Benjamín León, que también es ciego y pianista, pero de jazz.

En la historia de la música hay grandes músicos carentes de visión como Ray Charles (clarinetista, cantante y pianista), Art Tatum (pianista), Blind Willie McTell (guitarrista y cantante) y Stevie Wonder (cantante y compositor).

En este fotoreportaje mostramos el día a día de un pianista invidente, alejándonos de la idea de “superación”, palabra que suele acompañar a menudo a estos grandes genios.

                               Guillem León y su perro guía, Gardian, esperando para entrar en clase de improvisación en el Conservatori del Liceu en Barcelona.

                               Guillem en clase de improvisación con los demás alumnos de este curso, estirado bajo sus pies está Gardian.

                               Gardian estirado en el suelo mientras Guillem practica sus temas en clase.

Guillem León descansa tras su ensayo. El joven va va a estudiar todos los días de la semana al conservatorio.

05_PérezPatricia_ Pentagrama invisibleGuillem tranquilizando a Gardian con caricias durante un ensayo individual de piano.

                               Enrique, el profesor de interpretación, muestra a Guillem cómo debería ser la colocación de la mano para mejorar su técnica.​‎

Guillem junto a sus padres, Benjamín León y Gloria Vivas, en el comedor de su casa debatiendo sobre las mejores obras de piano.

Guillem y Gardian cogiendo el metro en Sant Adrià del Besos (Barcelona) para ir al conservatorio.

Guillem ensayando antes del concierto Afinitas, con sus padres, Benjamín y Gloria, de fondo.

Guillem tocando en el ciclo de conciertos Afinitas, invitado por el propio Conservatori del Liceu.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/creacio/guillem-pentagrama-invisible-asi-es-dia-dia-pianista-invidente/20200306114654001193.html


© 2020 Doblecheck UIC Barcelona

Mitjà dels estudiants de Comunicació de la UIC Barcelona