Tatuajes en tiempos de Covid

Dos tatuajes realizados por Víctor Dalmau y Mar Masip.
Dos tatuajes realizados por Víctor Dalmau y Mar Masip.
Tatuajes en tiempos de Covid

Los estudios de tatuajes han visto reducida su lista de clientes debido a las restricciones

Al igual que ha sucedido prácticamente con todos los sectores comerciales de España, los estudios de tatuaje también tuvieron que cerrar durante la pandemia. 

El 16 de marzo de 2020 los centros de este sector se vieron obligados a cerrar sus puertas y, no fue hasta 2 meses después que volvieron a abrir. Tras la reapertura, varios tatuadores aseguraron que sus clientes no dejaron de solicitar citas. Además, muchas de las reservas previstas para marzo y abril se tuvieron que aplazar de forma indefinida, ya que nadie sabía cuándo volverían a abrir. 

Joan Romero es un joven de 20 años que se tatuó en un estudio de Barcelona aprovechando la reapertura. El chico no se había tatuado nunca, y a raíz de la peculiar situación decidió dar el paso e inmortalizar esta etapa de su vida. Joan nos explica sobre los protocolos sanitarios y su experiencia en el estudio de tatuaje. “Tuve que asegurarme de que no había tenido contacto directo con un positivo, no pude ir acompañado y las medidas se cumplieron a la perfección”, aseguró el joven. 

Tatuajes gratis en México para los supervivientes de la COVID-19 | Euronews

 

Al tratarse de un sector minoritario, donde muchos trabajadores son autónomos, la Escuela Oficial de Maestros Tatuadores no ha podido registrar una cifra oficial tanto de pérdidas como de ganancias, sin embargo, es lógico que haya habido consecuencias económicas. 


Protocolo para gestionar las citas

Tras la reapertura de los estudios de tatuajes después del confinamiento, la Federación Española del Tatuaje envió a los distintos profesionales del sector una pequeña guía con el protocolo de actuación con clientes.

Primero de todo se pregunta al cliente si ha estado en contacto con un positivo de Coronavirus en los últimos 14 días. El protocolo prohíbe que el cliente vaya acompañado para evitar la acumulación  de personas en el estudio, aunque sea de su burbuja. 

Las distintas pautas de la Federación Española del Tatuaje puntualizan que se le preguntará al cliente lo siguiente: “si ha tenido fiebre en los últimos 14 días, si ha tenido problemas respiratorios o tos, si ha perdido el olfato o el gusto, etc.” Los clientes tendrán que especificar si han tenido síntomas relacionados con el virus. 

Tras acabar este pequeño cuestionario, el cliente pasa a tatuarse, donde las medidas de protección e higiene continúan. 

 

¿Qué medidas de protección e higiene se han implementado desde la llegada de la Covid-19?

El mundo del tatuaje siempre ha sido un oficio muy higiénico. No hay que olvidar que, en este oficio, el tatuador o tatuadora está en un constante contacto con la piel del cliente, y no solo con su piel, sino también con su sangre. Es por eso que las medidas higiénicas en este sector siempre han estado presentes, pero, con la llegada de la Covid-19, estas han aumentado.

De entre las distintas medidas higiénicas y de protección, se pueden destacar las siguientes:

  • Desinfectantes o geles hidroalcohólicos: Gracias a estos desinfectantes, tanto los clientes como los tatuadores se encuentran en un entorno más seguro.

  • Mascarillas: Las mascarillas son de uso obligatorio, de modo que la protección entre el tatuador y el cliente es mayor. Aun así, muchos tatuadores ya tatuaban con mascarilla antes de la llegada del coronavirus.

  • Guantes: Los guantes siempre han sido obligatorios para los tatuadores, así como cambiarlos cuando estás con un cliente distinto. La única diferencia es que ahora los guantes se han de desinfectar. 

  • Mamparas en recepción: El uso de mamparas en la recepción es una medida que se ha adoptado en todos los comercios que trabajan de cara al público, y en los estudios de tatuajes, no iba a ser distinto.

  • Carteles informativos: Con los carteles informativos, los clientes pueden leer y así cumplir las medidas de seguridad recomendadas. 

  • Máquinas de ozono: Tras terminar la sesión con un cliente, muchos tatuadores desinfectan el lugar con máquinas de ozono, ya que este es un sistema muy eficiente contra los virus. 


Artista De Tatuajes Poniéndose Guantes De Protección Foto de stock y más  banco de imágenes de Actitud - iStock

 

¿Cómo han afectado las restricciones al mundo del tatuaje?

Muchos tatuadores tienen una gran agenda de contactos con clientes lejos del estudio donde se van a tatuar. Esto ha supuesto un gran problema para estos tatuadores. 

Para empezar, la caída del turismo ha perjudicado al mundo del tatuaje.  Muchos turistas cuando visitaban grandes ciudades como Madrid o Barcelona se acercaban a algún estudio para inmortalizar el viaje. Pero no tan solo esto, muchas personas extranjeras solían venir a España para tatuarse porque conocían el trabajo de algún tatuador que les gustase. 

Más adelante, los tatuadores se han visto afectados también por los confinamientos autonómicos, provinciales, comarcales y municipales, de modo que se han visto obligados a reducir sus agendas de contactos. 

 

¿Qué ayudas han recibido los tatuadores?

Víctor Dalmau es tatuador en Logia Barcelona. Este estudio es una empresa de tatuajes con establecimientos en Barcelona y en L’Hospitalet. Los salones disponen de profesionales especializados en piercing, micropigmentación, eliminación láser y henna. En total cuentan con 19 cabinas de tatuaje, 2 para realizar piercings y otras 2 para los tratamientos de eliminación láser de tatuajes. Además, en el centro disponen con un sistema de adaptación para personas con movilidad reducida. El número de trabajadores en estos estudios es variable, ya que los trabajadores son autónomos y con frecuencia cuentan con invitados externos. 

El tatuador nos ha explicado la situación en la que se encontraba y las ayudas que ha recibido para tratar de lidiar con las consecuencias de la pandemia. “En el primer confinamiento que hubo, dieron bastantes ayudas a algunos, no a todos, y por suerte en mi caso al tener dos hijos me pudieron facilitar las ayudas, pero después de ese primer confinamiento ya no he podido recibir ninguna ayuda más” asegura Víctor. Estudios de tatuajes en Barcelona y Hospitalet - Logia Tattoo

 

Mar Masip, tatuadora de Vallirana

 

Víctor Dalmau, tatuador en Logia Barcelona

Tatuajes en tiempos de Covid