Renting: La movilidad del S.XXI

Line up of various types of used cars for sale on a motor dealers forecourt all marques removed

 


 
Renting: La movilidad del S.XXI

Lo que más beneficia al cliente, "es que la cuota del renting es el coste máximo a pagar para el cliente". - Marc Casals

El renting consiste en alquilar un vehículo a largo plazo (24-60 meses) con todos los servicios incluidos. Cada vez más, se está convirtiendo la opción más cómoda y rápida para obtener un coche. Prácticamente funciona como el alquiler de un piso. 

La obtención de un vehículo de renting es posible a través de empresas que se dedican especialmente a eso. Según Marc Casals, director corporativo de ALD Automotive, funciona de la siguiente forma: “Una vez aceptada la petición del vehículo que ha demandado el cliente, la compañía de renting, compra el vehículo al distribuidor de la marca, lo que conocemos como concesionario, en este caso la que haya solicitado el asiduo, y una vez matriculado, se le entrega al usuario final”.

El director corporativo de ALD Automotive explica por qué es mejor hacer renting de un coche que comprarlo. “Dado el volumen de compra es lógico que las empresas de renting tengan menos costes”, en consecuencia a estos costes disminuidos tanto en la compra como en los servicios, “se trasladan a las cuotas y aún teniendo márgenes altos, el cliente al final, siempre paga menos”. Lo que más beneficia al cliente, "es que la cuota del renting es el coste máximo a pagar para el cliente". 

Al final, las posibles desviaciones de servicios de menor valor de venta del vehículo, son un riesgo de producto para la compañía de renting. Por ejemplo, el coste del seguro a través de este método de obtención de vehículo, puede ser más alto para la empresa que si se contrata directamente y se tienen bonificaciones.

En los últimos 5 años el renting de coches ha aumentado un 70%, la población prefiere esta opción antes que comprar. Este método de movilidad “seguirá creciendo dado que todavía hay un porcentaje muy pequeño de particulares que escogen esta opción”, cuenta Casals, y añade; “el sentimiento de propiedad ha perdido y seguirá perdiendo frente a la concepción de uso, sobre todo con un bien que sufre una gran depreciación como son los vehículos”. En consecuencia, a los fabricantes y vendedores de vehículos, se les complicará ya que se concentrará en unos pocos las ventas y esto les puede afectar a sus rentabilidades.

 

 

 

Ignasi Castellón, usuario/cliente de la compañía de renting Alphabet declara que “la forma más eficaz y con la mayor facilidad para acceder a un coche para mí era hacer un renting. Aún sabiendo que no era el coche de mis sueños, sabía que se adaptaría a mis necesidades del día a día”. También habla de cuál fue el proceso para decidirse por el renting, “para mí era impensable comprar un coche ya que, económicamente no puedo y por lo tanto se me abrían dos posibilidades. La primera financiarlo y la otra hacer un renting. Y si voy a tener que pagar mensualmente, prefiero todos los extras del renting”.

Los beneficios del renting son, en primer lugar, poder periodificar el pago del coche en mensualidades, cosa que facilita al cliente. En segundo lugar, puedes olvidarte de los pagos de seguros, así como del mantenimiento, y por último los clientes no están ligados al coche, en cuatro años pueden escoger otro.

Otra posibilidad es el leasing, el primo hermano del renting. El leasing es un arrendamiento financiero que permite la aceleración en las amortizaciones. No incluye los servicios derivados del uso del vehículo. La titularidad del coche es del arrendatario a diferencia del renting que es del arrendador. Y la gran diferencia es que con la financiación del contrato, casi siempre se ejerce la opción de compra, ya que el valor residual es el equivalente a una cuota. 

¿Qué pasa cuando termina el contrato?

 

Marc Casals explica cuáles son las opciones una vez el contrato finaliza, “lo más habitual es devolver el coche y renovarlo por otro nuevo, hay que tener en cuenta que existen otras opciones, como por ejemplo, comprar el vehículo por el valor de mercado una vez expirado el contrato. Las empresas de renting se hacen cargo de los automóviles usados por los clientes. Los ponen a la venta en el mercado de segunda mano a través de subastas internacionales. 

Ignasi Castellón, asegura que le queda poco tiempo de contrato y que cuando acabe cambiará el vehículo por otro modelo, “es posible que el coche que cogí hace cuatro años, al finalizar mi contrato ya no me sirva porque mis preferencias y estilo de vida, han cambiado, lo mejor del renting es que puedo cerrar mi contrato y devolver el coche. No tengo ningún tipo de compromiso”.

¿Quiénes son los principales clientes de las empresas de renting en España?

Las empresas de renting habitualmente tienen 2 canales de venta, corporate y retail. Los clientes de corporate son empresas locales o multinacionales, que por su actividad requieren de flotas de vehículos. Son habituales empresas farmacéuticas, distribución o alimentación. Los clientes de retail, son empresas de un tamaño pequeño, autónomos y ahora también particulares, el modo de comercializar en estos casos es casi totalmente digital. Marta Peribáñez, comercial de ALD Automotive explica que “el servicio de una empresa de renting es tanto para empresas como para conductores particulares. En principio el servicio es igual para todos, después cada contrato se adecúa a cada cliente”

El renting no únicamente incluye el coche, sino que también incorpora otros servicios dentro del contrato. Incluye todos los gastos derivados de la utilización del vehículo, tales como reparaciones, neumáticos, impuestos, seguro y en ocasiones vehículo de sustitución y tarjeta de combustible. 

Todos estos servicios son la provisión mensual de los gastos de mantenimiento, reparaciones, etc. Van incluidos en la cuota que cada cliente paga mensualmente. Esta cuota se calcula sumando el arrendamiento del automóvil y los servicios. Se tienen en cuenta el valor de adquisición, plazo, el valor residual (valor estimado a la finalización del contrato) y tipo de interés.

Otro tipo de servicio que ofrecen las compañías de renting, son los coches de campaña, estos, son coches que la empresa compra anticipadamente a la demanda del cliente, con un volumen alto que mejora los descuentos del fabricante y que por lo tanto mejora las cuotas de renting.

Marta Peribañez dice que “hacer renting, sobre todo, para particulares, se está convirtiendo en la opción de movilidad del S. XXI. En un futuro, ya no habrá coches particulares de propiedad, y todo será renting”.

 

Renting: La movilidad del S.XXI