¿Cómo se atiende la diversidad sexual y de género en la endometriosis?

F6565058-472A-45E3-8BB5-4548FF8B86FA
Diversidad sexual y de género / Foto de: Pixabay
¿Cómo se atiende la diversidad sexual y de género en la endometriosis?

Los transexuales no forman parte de la mayoría de definiciones de la endometriosis y los tratamientos no respetan la diversidad sexual

 

La transexualidad o el ser transgénero describe a quienes quieren ser aceptados como integrantes del sexo contrario. Para ello, se someten a diferentes terapias hormonales y quirúrgicas con el fin de lograr esa pertenencia. 

Imagen representativa de una zona  libre de discriminación / Foto de: Pixabay

Imagen representativa de la diversidad sexual y de género / Fuente: Pixabay

La endometriosis es una enfermedad crónica del aparato reproductor femenino. Según Women’s Barcelona, clínica ginecológica con profesionales especializados en la endometriosis, “afecta a alrededor del 8-10% de las mujeres de la población general”. Esta definición, pese a estar recogida por una gran mayoría de instituciones médicas y sociales, no refleja la realidad en su totalidad, pues olvida incluir al colectivo transexual.

Imagen interactiva del aparato reproductor femenino

Así pues, queda reflejado desde la propia acepción que en el ámbito de la salud existen tensiones y discriminaciones hacia los transgénero o transexuales, y la endometriosis es también una de las grandes desatendidas. Los que nacieron con útero y menstrúan se ven doblemente discriminados, pues si ya de por sí hay poca investigación, en estos casos se acentúa. 

Judit Vives, persona afectada de endometriosis y perteneciente al colectivo, afirma que hace seis años que forma parte de la comunidad y que sufre fuertes dolores de regla. “El dolor es tal que me obligan a quedarme en la cama”, añade Judit.

Otra persona afectada es María, que prefiere no revelar su apellido, coincide en que “la endometriosis no es únicamente una enfermedad de mujeres; de hecho, se han encontrado lesiones en hombres cis, hombres transexuales y gente no binaria”, remarca María.

Pese a no tener cura, uno de los tratamientos más utilizados para evitar el desarrollo de la enfermedad es el suministro de pastillas anticonceptivas. Es aquí donde los transexuales se encuentran con otra dificultad, pues previamente al diagnóstico tienen que tratarse con hormonas, mayoritariamente testosterona. 

Blíster de pastillas anticonceptivas / Foto de: Pixabay

Blíster de pastillas anticonceptivas / Fuente: Pixabay

Judit dice: “no noté nada hasta los dos años”. “Al principio pensé que podía tratarse de un tema de adaptación al tratamiento”, afirma. A esto se le debe sumar también el impacto psicológico que supone, tanto por el proceso de transición —muchas veces visto de manera negativa— y el hecho de padecer una enfermedad como es la endometriosis. La afectada remarca que no se lo ha contado a su familia por miedo a un “ya te lo dije”.

Desde el mismo momento de la consulta se da mayoritariamente por supuesta una sola identidad sexual: la heterosexualidad. Es necesaria una atención basada en la libertad y en la falta de prejuicios, porque los tratamientos utilizados no respetan la diversidad sexual. 



 
¿Cómo se atiende la diversidad sexual y de género en la endometriosis?