48 horas en Sarajevo

48 horas en Sarajevo

Una ciudad multicultural marcada por la historia

La ciudad de Sarajevo está relacionada con el asesinato del archiduque de Austria en 1914, hecho que desencadenó la Primera Guerra Mundial. La capital de Bosnia y Herzegovina es de las pocas ciudades europeas que ofrece una diversidad cultural y religiosa tan abundante.

Por sus calles podemos encontrar diferentes estilos arquitectónicos que reflejan la coexistencia de hasta 4 religiones: la católica, la ortodoxa, la musulmana y la judía. Al pasear por el barrio de Baščaršij podremos encontrar numerosas tiendas y restaurantes y además se puede visitar la fuente de Sebilj, situada en la Plaza de la Paloma, y la Mezquita Gazi Husrev Bey, la más grande de toda Bosnia y Herzegovina. Otro de los sitios más famosos de Sarajevo es el Puente Latino, ya que fue el lugar donde Gavrilo Princip asesinó al archiduque de Austria en 1914 mientras cruzaba el puente en carruaje.

Una visita imprescindible que hacer en Sarajevo que resulta bastante impactante es el “túnel de la esperanza”. Recibió este nombre porque permitió el paso de suministros y de personas heridas desde la parte asediada de la ciudad hasta el territorio bosnio libre durante el asedio que se produjo en Sarajevo por parte de las fuerzas serbias.  Además, si nos desplazamos por el barrio judío podremos observar que los edificios se caracterizan por presentar orificios en las paredes ocasionados por los disparos y la metralla durante la guerra de Bosnia a finales del siglo XX. También se puede visitar el Antiguo Cementerio Judío para recordar a las víctimas de la guerra.

Sarajevo es, sin duda, uno de los destinos más recomendables para los amantes de la historia. La mayoría de personas que visitan Sarajevo se quedan con una sensación indescriptible en el cuerpo, es una ciudad que hay que “vivirla para sentirla”.

48 horas en Sarajevo