LA RUTA PERFECTA PARA DESCUBRIR LOS LUGARES IMPRESCINDIBLES DE LA CAPITAL PORTUGUESA EN DOS DÍAS

48 horas en Lisboa

48 horas en Lisboa

Lisboa se ha convertido en una de las capitales europeas con más encanto. En 2019, alrededor de 4 millones de personas visitaron la ciudad según datos de Euromonitor Internacional.

Si tienes pensado hacer una escapada de fin de semana, no puedes perderte la gran joya de la capital: la Torre de Belém, situada en la desembocadura del río Tajo. Muy cerca del barrio de Belém, se encuentra el Monasterio de los Jerónimos, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983. 

El carácter vibrante y cálido de la ciudad nos lleva a otro de los lugares más concurridos, la Plaza del Comercio. Bajo el imponente Arco Triunfal, visitamos una de las plazas más céntricas y con más historia de la ciudad. En ella, encontramos el Café Martinho Da Arcada, el restaurante más antiguo de toda Lisboa. 

Una de las visitas obligatorias de la ciudad es la Catedral de Lisboa, caracterizada por su estilo romántico del siglo XX.  Desde allí, no hay mejor manera de despedirse de la capital que subirse al tranvía número 28. En dirección al Mirador de Santa Lucía, disfrutarás de las pequeñas y atractivas calles de la ciudad portuguesa. El placer de una vista panorámica desde el barrio de la Alfama queda en el recuerdo de cualquier turista. 

48 horas en Lisboa