Ocho películas de amor para ver este San Valentín

Portada
Pixabay
Ocho películas de amor para ver este San Valentín

En el día de los enamorados, las colaboradoras de Doblecheck recomiendan algunas de sus películas románticas favoritas. El resultado: una selección de ocho títulos del séptimo arte que tratan el amor —en todas sus formas— desde distintos enfoques, como el del conflicto de dos vaqueros americanos enamorados en Brokeback Mountain y el de las efectistas y sentimentales adaptaciones cinematográficas de las novelas de Nicholas Sparks —El diario de Noa, Lo mejor de mí, Querido John—, ente otros.

 

Pablo Ruzafa (@updatecinema) recomienda:

‘Deseando amar’, la representación más pura del amor

Deseando amar (Fa yeung nin wa) es un filme del año 2000 que se reestrena ahora en las salas de cine españolas, marcando así el inicio de una serie de restauraciones de las obras del director chino Wong Kar-Wai. El filme es un drama romántico que narra la historia de un amor imposible.

Un hombre y una mujer, de matrimonios distintos, viven amargados y engañados por sus respectivas parejas, que pasan eternas temporadas alejadas del hogar. En esos largos tiempos de soledad, ambos, vecinos, se encuentran y comienzan una peculiar amistad que con el tiempo se tornará en un quimérico romance.

Kar-Wai presenta una grácil y sutil historia, de silencios y susurros, a través de una compleja y precisa puesta en escena. Su cámara se mueve con suma elegancia y parsimonia a través de luces y sombras, colores y matices que convierten el filme en una exuberante obra de arte. El premiado director chino, mediante la fotografía y la música, dota de vida a sus personajes y hace de esta singular y pequeña historia algo universal, la representación más pura del amor. Cada plano, silencio, palabra, mirada y susurro alimentan el relato de una inusitada melancolía, que de su intrínseca tristeza y dolor destila sensualidad y deseo. La inserción de boleros, como el célebre Quizás, quizás, quizás del cubano Osvaldo Farrés, genera un sorprendente contraste, que acompaña deliciosamente las imágenes de Kar-Wai.

Deseando amar es un filme que huye de todo convencionalismo y muestra las relaciones sentimentales desde otro prisma. Un trabajo visualmente prodigioso que, más allá de sus formas, emociona por su historia.

Deseando amar

Jana Oteo recomienda:

‘Brokeback Mountain’, una intensa y dolorosa historia de amor

El director taiwanés Ang Lee dirigió Brokeback Mountain en 2005, un drama romántico protagonizado por los premiados actores Jake Gylenhaal y Heath Ledger. El guion de la película es una adaptación de la novela de Annie Proulx también llamada Brokeback Mountain.

La historia sigue el romance entre Ennis del Mar y Jack Twist, dos vaqueros que se conocen en el verano de 1963, cuando son contratados para cuidar ganado en la montaña de Brokeback. Es ahí donde forjan una gran amistad y una difícil historia de amor. Cuando el trabajo finaliza, cada uno sigue su camino. Los años pasan, pero siguen manteniendo el contacto y nunca olvidan sus días en la montaña de Brokeback.

Los entornos sociales de los personajes no aceptan sus verdaderas identidades, así que Ennis del Mar y Jack se limitan a formar su vida de forma tradicional: ambos se casan con mujeres y tienen hijos, traicionando así sus verdaderos sentimientos e identidades. La homofobia es uno de los grandes temas que trata la película, puesto que, por culpa de esta, la relación entre Ennis del Mar y Jack es tan complicada.

El drama de Ang Lee fue una de las películas favoritas en los premios Oscars de 2006. Las magníficas actuaciones de los protagonistas no dejaron indiferente a la Academia, que nominó a Heath Ledger como mejor actor y a Jake Gylenhaal como mejor actor secundario. Además, también fue nominada en las categorías de mejor película, mejor director, mejor actriz secundaria —por la interpretación de Michelle Williams—, mejor banda sonora —a cargo de Gustavo Santaolalla— y, por último, mejor guion adaptado, por el cual se llevó la estatuilla.

Brokeback Mountain no solo obtuvo el reconocimiento de la crítica. El filme tuvo un gran impacto social y abrió las puertas de Hollywood a los proyectos de temática LGTBIQ+. En la actualidad, existen famosas películas como Call Me By Your Name (2017), Carol (2015) o Moonlight (2016) que muestran la influencia que tuvo en la gran pantalla el romance entre Ennis del Mar y Jack Twist.

Brokeback Mountain

Cristina Les recomienda:

‘Orgullo y prejuicio’, el amor más ardiente

Dirigida por Joe Wright y estrenada en 2005, Orgullo y prejuicio se basa en la reconocida novela del mismo nombre escrita por Jane Austen en el siglo XIX.

Narra la historia de cinco inocentes y alegres hermanas que viven con sus padres en la localidad británica y rural de Longbourn. Al ser todas mujeres, se ven obligadas a encontrar un marido para no quedarse sin herencia, pues la suya pasará directamente a su primo. La historia se centra en Elizabeth Bennet (Keira Knightley), la segunda de las hermanas y la más particular, culta, inteligente y sensata.

Cuando el Señor Bingley (Simon Woods) se instala en su residencia de campo trae con él a su hermana y a su buen amigo el Señor Darcy (Matthew Macfadey). Elizabeth y Darcy van creando una relación que se basa en la admiración, el orgullo y los prejuicios de una sociedad dominada por las diferencias entre clases sociales, las cuales los separan durante toda la historia. La chica consigue llamar la atención del aristócrata por su personalidad risueña y su inteligencia, que destaca por encima de la de las damas de su entorno.

El trabajo de Deborah Moggach a cargo del guion y el de Roman Osin como director de fotografía consiguen transmitir el sentimiento que busca la autora en su novela, a la vez que convierten el filme en un referente cinematográfico del género romántico. Orgullo y prejuicio recibió cuatro nominaciones a los premios Oscars, entre las que figuró mejor banda sonora. Dario Marianelli compuso la música de la película, otro de los elementos que traslada el sentimiento y la fuerza de la novela de Austen a la gran pantalla.

Orgullo y prejuicio

Paula Flores recomienda:

‘El diario de Noa’, una historia de amor inolvidable

El 22 de octubre de 2004 se estrenó en España una de las películas más notables del género de cine romántico, El diario de Noa. El director, Nick Cassavetes, consiguió emocionar a los espectadores e incluso cautivar los corazones inquietos de aquellos que iban a las salas en busca de una historia digna de recordar.

Por un lado, El diario de Noa explica la historia de Allie (Rachel McAdams), una joven de clase social alta, y Noa (Ryan Gosling), un chico trabajador con pocos planes de futuro. Ambos se conocen durante unas vacaciones y viven una intensa historia de amor de verano. Sus sentimientos van más allá de la estación, pero los diferentes planes de vida y terceras personas complican su relación. Por otro lado, un hombre lee a una mujer que sufre alzhéimer un diario, que cuenta la historia de amor de dos jóvenes, y consigue que ella rememore unos recuerdos muy preciados.

Ryan Gosling, Rachel McAdams, James Garner y Gena Rowlands son parte del reparto de este clásico de la gran pantalla. Muchos espectadores destacan la pasión que transmiten los actores en cada escena. Así lo corroboran los diferentes premios que han conseguido, entre los que resaltan el MTV Movie Award al mejor beso y los Teen Choice Awards a mejor química en película y a mejor película para ver en pareja.

Este filme, en el que los recuerdos juegan un papel crucial en la historia, no deja indiferente a nadie. Jan Sardi, que escribió el guion inspirándose en el best seller de Nicholas Sparks titulado igual que la película, crea la sensación de un amor que no puede encasillarse en ningún estereotipo. Esta enternecedora y apasionada historia, que dista mucho de ser intuitiva, tiene un alcance mayor del que a priori puede parecer.

El inicio de la película capta la atención del espectador desde el primer momento. En él se escucha a Duke (James Garner), el señor mayor que lee el diario, hablando de Allie y Noa: «Les costaba ponerse de acuerdo. De hecho, rara vez estaban de acuerdo. Discutían todo el tiempo y se desafiaban todos los días. Pero a pesar de sus diferencias tenían algo importante en común: estaban locos el uno por el otro».

El diario de Noa

Cristina Mauriz recomienda:

‘Pretty Woman’, la película que lanzó al estrellato a Roberts

Pretty Woman es una de las creaciones más destacadas del director Garry Marshall (Princesa por sorpresa, Novia a la fuga) y una de las grandes historias de amor del cine americano. Este filme es una comedia romántica que en su elenco cuenta con dos de las caras más admiradas y reconocidas de Hollywood: la de Julia Roberts y la de Richard Gere.

El filme relata la historia de Edward Lewis (Richard Gere), un hombre de negocios que contrata a una prostituta llamada Vivian Ward (Julia Roberts) por una noche. A la mañana siguiente, Lewis debe acudir a una reunión en Los Ángeles y le pide a Vivian que se quede con él durante una semana, a cambio de dinero, para que le acompañe a todos los eventos a los que debe ir. La joven acepta la oferta y, de este modo, Edward y Vivian se van conociendo y surge la química entre ellos. Lo que al principio resultaba ser una simple atracción, se acaba convirtiendo en algo más. Todo parece muy bonito hasta que llega el fin de semana y los dos enamorados no están seguros de los sentimientos del otro.

La crítica aplaudió las actuaciones de Gere y Roberts, que obtuvo el Oscar a mejor actriz por su papel de Vivian. Roberts da vida a una chica callejera, guapa, sarcástica y divertida con una naturalidad que hace olvidar que está interpretando. El encanto de la actriz tiene gran culpa de que esta película se convirtiera en una de las más taquilleras y exitosas de los 90. De hecho, su actuación en este filme fue la que le lanzó al estrellato.

La película viene acompañada de una destacable banda sonora que suena en momentos clave de la película. Una de las canciones más reconocidas del filme es Oh, Pretty Woman de Roy Orbison, una divertida y pegadiza canción que se ha convertido en uno de los emblemas de esta comedia romántica.

Pretty Woman

Yasmina Naranjo recomienda:

‘Lo mejor de mí’, una apuesta segura para este atípico San Valentín

Después de un año duro, lleno de imprevistos y de experiencias atípicas, llega San Valentín. Con pareja o sin ella, siempre es una buena fecha para volver a ver títulos destacados del cine romántico, como Lo mejor de mí. Es un plan que ni la pandemia ni las restricciones pueden trastocar.

En 2010, el escritor de la famosa novela El diario de Noa, Nicholas Sparks, volvió a sorprender a sus seguidores con otro best seller conmovedor acerca del amor: Lo mejor de mí. Al igual que su anterior éxito de ventas, este libro también se adaptó a la gran pantalla, esta vez bajo la dirección de Michael Hoffman.

«Todo el mundo creía que el amor interminable era posible. Ella también lo creyó una vez, cuando tenía 18 años...», pero todo cambió en cuanto conoció a Dawson Cole (James Marsden y Luke Bracey), un joven apuesto e inteligente que rompe todos sus esquemas y pone su vida patas arriba. Ella es Amanda Collier (Liana Liberato y Michelle Monaghan), una adolescente proveniente de una familia adinerada de la pequeña ciudad de Oriental, en Carolina del Norte.

La primavera de 1984, cuando todavía iban al instituto, fue el punto de partida de su gran amor, al que no le importó que pertenecieran a estratos sociales completamente distintos. Sin embargo, en el verano de ese mismo año, una tragedia cambió el rumbo de sus vidas. 25 años después, se reencuentran en el funeral de Tuck Hostetler (Gerald McRaney), la persona que encubrió su juvenil historia de amor e intentó proteger a Dawson de su traumática infancia. Durante esos 25 años, ninguno de los dos fue capaz de olvidar todo lo que vivieron y, gracias a la última voluntad de Tuck, se ven obligados a enfrentarse de nuevo al pasado.

Lo mejor de mí es una película que demuestra la existencia del amor genuino y duradero, un amor capaz de hacer que los espectadores contengan las lágrimas de principio a fin. Por todo ello, este filme es una apuesta segura para San Valentín.

Lo mejor de mí

Alessandra Rodríguez recomienda:

‘Love Actually’, el amor en sus distintas formas

Love Actually es una comedia romántica británica que se estrenó en 2003 bajo la dirección de Richard Curtis, quien también escribió el guion. Esta película narra diferentes historias de amor y de desamor protagonizadas por distintos personajes y las entrelaza.

La idea principal del director era que la película girara alrededor del primer ministro británico. Hugh Grant interpreta a este personaje, conocido por no haber encontrado nunca el amor. A la vez, su hermana, protagonizada por Emma Thompson, no pasa por un buen momento en su matrimonio y el mejor amigo de ella (Liam Neeson) enviuda y se queda a cargo del hijo de su difunta mujer.

La segunda historia protagonista es la de un escritor, al que da vida Colin Firth, que vive una infidelidad por parte de su mujer y huye a Francia, donde conoce a alguien especial. En esta parte de la historia se muestra el poder del amor y lo que alguien puede llegar a hacer cuando está enamorado.

Otra vez en Londres, el amigo de una pareja recién casada (Andrew Lincoln) se ve comprometido cuando la mujer (Keira Knightley) descubre sus verdaderos sentimientos hacia ella.

Uno de los personajes principales de la historia, Billy Mack (Bill Nighy), pone la voz en off que aparece en distintos momentos de la película. Este actor hace el papel de un cantante famoso retirado que pasa de todo y muestra otro sentido del amor a partir de la relación que tiene con su mánager, que quiere lo mejor para él.

Gracias a los personajes secundarios, todas estas historias, que a priori parecen independientes, se entrelazan a lo largo del metraje. Así, Curtis consigue mostrar los diferentes estados y formas del amor, ya sea el que se tiene por una pareja, por un hijo o por un amigo.

Love Actually

Judit González recomienda:

‘Querido John’, las cartas que acortan distancias

La pandemia de covid-19 ha traído consigo muchas cosas malas, pero si uno se esfuerza puede sacar algo bueno. Estos tiempos difíciles han ayudado a algunas personas a valorar más la presencia en el día a día de los que aman y, con ello, la importancia de mantener el contacto pese a las distancias. Los personajes de Querido John muestran cómo en ocasiones la distancia no es un obstáculo y que, si hay amor de por medio, se puede sentir cerca a personas que se encuentran a kilómetros.

Querido John es un drama romántico que se estrenó en 2010 bajo la dirección de Lasse Hallström. El filme se basa en la novela titulada con el mismo nombre de Nicholas Sparks, el autor best seller que mezcla el amor, la tragedia y el destino en cada una de sus obras. El actor Channing Tatum da vida a John, un militar atractivo con un pasado oscuro detrás que abandonó los estudios para alistarse en las Fuerzas Especiales y al que las misiones mantienen todo el año lejos de su hogar. Durante su periodo de permiso regresa al pueblo de su infancia, en Carolina del Sur, para pasar la temporada en casa de su padre. En su estancia conoce a Savannah (Amanda Seyfried), una estudiante universitaria que también ha regresado a casa para disfrutar de las vacaciones de primavera. En cuanto ambos personajes se encuentran en el pueblo, surge el amor a primera vista y se enamoran rápidamente.

La pareja disfruta de sus vacaciones dándose cariño, pasando tiempo con la familia o haciendo planes juntos. Todo va bien hasta que John debe volver a una de sus misiones con las Fuerzas Especiales y esto supone el distanciamiento entre la pareja. Savannah propone escribirse cartas, y John le pide que cada día le escriba todo para que puedan sentirse cerca el uno del otro: «Cuéntame todo. Escribe todo, garabatea en un cuaderno, envíame un e-mail. No importa, pero yo quiero saber todo. Así estaremos siempre juntos, aunque estemos separados. De esa manera, cuando menos lo esperemos... nos volveremos a ver».

Durante la estancia de John en el extranjero, se comunica con Savannah por correspondencia, tal y como acordaron. Son unos meses intensos en los que él tiene que llevar a cabo misiones importantes que hacen que la chica esté constantemente preocupada. Durante la película, se ve la evolución de la pareja en estas difíciles condiciones.

El personaje de John —además— demuestra que las personas pueden cambiar. El hecho de que tuviera un pasado complicado no significa que su futuro también deba ser así, aunque, por desgracia, la gente del pueblo le sigue juzgando. Pese a haber pasado años, John sigue siendo un chico problemático a ojos de sus vecinos, que no quieren reconocer su crecimiento personal.

La evolución de John convierte la película en algo más que una simple historia romántica. El filme también abarca otros temas como la importancia de diferenciar el autismo del síndrome de Asperger, que se manifiesta en algunos de los personajes de la trama. Por lo tanto, es una película perfecta para entender la importancia de valorar a las personas de nuestro entorno y la vida y, sobre todo, de querer siempre al máximo.

Querido John

Ocho películas de amor para ver este San Valentín