Doblecheck UIC Barcelona

La moderación a izquierda y derecha busca un relato alternativo en Catalunya

Los exdiputados Joan Coscubiela y Santi Vila, ambos con libros recién publicados en clave catalana, denuncian en el Círculo de Economía de Barcelona los extremos del procés y reivindican la necesidad de consenso. 

Los exdiputados Joan Coscubiela y Santi Vila presentaron sus respectivos libros en el Círculo de Economía de Barcelona. (Adrián Pérez Sanmartín / DOBLECHECK)
Los exdiputados Joan Coscubiela y Santi Vila presentaron sus respectivos libros en el Círculo de Economía de Barcelona. (Adrián Pérez Sanmartín / DOBLECHECK)

“Qué tiempos tan extraños estos en los que hace falta más coraje para ser moderado que radical”, dijo resignado el moderador Antón Costas al inicio del debate. Con esa afirmación, el Catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona fijó el tema que atrajo a más de 100 personas al Círculo de Economía de Barcelona. Fue el pasado 18 de abril por la tarde y participaron Santi Vila (exconseller de la Generalitat, PDeCat) y Joan Coscubiela (exdiputado, ICV). Dos políticos que, ya sin voz en la cámara, predican en otros soportes: libros, charlas y medios.

Precisamente sus dos últimas obras -De héroes y traidores (Vila) y Empantanados (Coscubiela)-, ambas publicadas por Ediciones Península, sirvieron como guion del acto. Entre ambos políticos hay un sinfín de divergencias políticas, pero en el contexto actual lo que les une es más potente que lo que les separa. Sus libros y sus posturas representan a aquellos que, tanto a izquierda y derecha, denuncian los excesos de los líderes independentistas y critican el inmovilismo inquebrantable del gobierno del PP.

Las claves del conflicto

Con la atención de políticos, economistas y demás asistentes, ambos fijaron sus puntos de vista y claves sobre el problema catalán. Para Coscubiela son la preocupante cronificación del conflicto, el deterioro de la cultura democrática, la degradación del lenguaje y el papel de los medios de comunicación, que “en lugar de crear conciencia crítica, están construyendo hooligans”.


“Es imposible una solución con una mentalidad de vencedores y vencidos”, Coscubiela


Para Vila, en cambio, es fundamental “desmentir que España está marcada por la fatalidad” y que no tiene arreglo. También compartió una reflexión general: “El procés es la respuesta catalana a un problema social de fondo de las clases medias como ha sido el Brexit o la llegada de Trump al poder”. Además, aseguró que hay solución, aunque duda de si habrá “valentía para afrontar una agenda reformista”. Para que eso suceda, dice Vila, hace falta acabar con la "vertiente autoritaria" que aparece en todos los partidos en "los momentos críticos".

acto ok1

Falta de voluntad

Desde hace años las dos partes han mostrado predisposición al diálogo, aunque siempre ha parecido más una forma de exculpar sus pecados que una verdadera actitud frente al conflicto. Para Coscubiela es “un problema de competitividad entre PP y Ciudadanos por un lado, y ERC y la antigua CiU por otro”. Su voluntad de alzarse como el verdadero representante del unionismo o el independentismo respectivamente les impide adoptar una postura moderada, explicó el exsindicalista. Al mismo tiempo, adviertió que con una mentalidad de “vencedores y vencidos” es imposible encontrar una solución.
 

“¿Tanto cuesta pedir que no nos marchemos en lugar de decirnos que no nos podemos ir?”, Vila


Mientras, Santi Vila reconocía el papel marginal en el que habían quedado los sectores de ambos bandos que pretendían acercar posturas: “No se pudo explicar lo que se había hablado de forma íntima con agentes del gobierno”. El exconseller también echó en cara al Estado un discurso alternativo a su negación constante: “¿Tanto cuesta decir que no queréis que nos vayamos en vez de que no nos podemos ir?”. Esta fue, sin duda, una de las intervenciones que más sonrisas de resignación sacó y más cabeceos de asentimiento supuso entre el público.

Alternativas y sus actores

El acto tenía por título “Propuestas por un nuevo relato y un nuevo acuerdo”. Lo cierto es que hubo más diagnosis que recetas aunque la dificultad del asunto lo justifica. Pero algunas alternativas sí se plantearon. Coscubiela, por ejemplo, insistió en la necesidad de reforzar la transversalidad moderada entre independentistas, equidistantes y unionistas. Sin embargo, reconoció que no hay “una gran solución”, sino que se deben emprender una serie de “microcirugías” que vayan cerrando heridas. En la misma línea se expresó Vila, abogando por un compromiso para “hacer la política practicable”, algo “imposible con políticos en la cárcel”, una afirmación que Coscubiela ratificó.
 

“Hay más moderación en el PP que en Ciudadanos”, Vila


En el turno de palabra del público, un asistente de unos 50 años con barba espesa y pelo corto preguntó por Ciudadanos, los ganadores de las últimas elecciones catalanas con más de un millón de votos. “¿Esperan algo de ellos?”, preguntó el hombre con preocupación. “Pocas cosas buenas”, dijo Vila. “Hay más moderación, al menos en Madrid, en el PP que en C’s”, añadió. Coscubiela se limitó a decir que espera “recuperar los votos de la clase obrera”.

 

publico ok

El futuro inmediato

El plazo para articular un gobierno en Catalunya concluye el 22 de mayo y ambos ponentes coinciden en la necesidad de investir un presidente, formar un ejecutivo, acabar con el 155 y recuperar la normalidad política en Catalunya. Sin embargo, ninguno de los dos descarta la posibilidad de que se vuelvan a celebrar elecciones.

El acto terminó tras casi dos horas dejando a varios asistentes con la palabra en la boca. Antón Costas se comprometió a respetar los tiempos y así lo hizo. Dio por concluida una jornada que sirvió para mostrar la unión de los moderados a izquierda y derecha ante el procés. “Moderación significa respetar y dialogar, no hacer políticas conservadoras y de derechas”, se encargó Coscubiela de aclarar antes de acabar para que no se confundieran los términos.