Lujo compartido, la nueva vida de la exclusividad

Bolsos de grandes marcas que se pueden encontrar en este tipo de tiendas de segunda mano. // DOBLECHECK
Bolsos de grandes marcas que se pueden encontrar en este tipo de tiendas de segunda mano. // DOBLECHECK
  • La compra y venta de artículos de lujo de segunda mano, es un fenómeno masivo en Estados Unidos que comienza a ganar terreno en España.
  • Una forma de reutilización que no sólo ayuda al medio ambiente, sino que también trae de regreso las mejores tendencias del pasado.
Lujo compartido, la nueva vida de la exclusividad

Sostenibilidad, ahorrar y coleccionar. Estas son algunas de las razones por las que alguien puede buscar comprar en el mercado vintage. Pero un fenómeno que se ha incrementado durante la última década es el del lujo de segunda mano.

Por los elevados precios, este modo de compra se vuelve una alternativa para quienes no pueden pagar las exorbitantes sumas de los productos exclusivos y convierte a las prestigiosas casas de moda en algo asequible para un público, en su mayoría, femenino.

IMG_20191213_151941Gafas y accesorios de la marca de alta gama Channel de segunda mano. // DOBLECHECK

El fenómeno no es nuevo, de hecho, en Nueva York es una práctica bastante común, y esto queda más que claro con el ejemplo de The RealReal, una tienda online que, debido a su éxito, ingresó a la bolsa durante junio de 2019, donde su repercusión fue impresionante. 

Sin embargo, el mayor temor de los compradores recae en la falsificación. Cada tienda tiene su propio método de autentificación, por ejemplo, en The RealReal, se solicita adjuntar el ticket de compra en el momento de intentar vender un producto que ya no quieres, pero otras tiendas simplemente contratan expertos que se basan en la textura, etiquetas y costuras del producto, para determinar si son auténticos o si se trata de un bootleg.

Pioneros en la capital catalana

Barcelona no se ha quedado atrás con esta tendencia, y hace ya varios años que existen lugares donde se pueden conseguir excelentes productos de lujo, con descuentos desde el 30% hasta el 90% en comparación con el precio original. 

Una de las pioneras en el lujo de segunda mano es Cotton Vintage, que fue abierta en 2008 y actualmente está ubicada en la calle Enric Granados. Su dueño, Diego Redondo, considera que su principal objetivo no se encuentra en la sostenibilidad ni en ayudar al medio ambiente mediante la reutilización de estas prendas y accesorios, sino que está en encontrar piezas únicas e icónicas de las marcas más reconocidas, con el fin de darles una nueva vida. 

“La gente no viene acá porque se estropee menos el medio ambiente, no es eso lo que buscan”, señala Redondo. 

IMG_20191213_151932Accesorios y tacones de segunda mano en Cotton Vintage. // DOBLECHECK

Según el responsable de Cotton Vintage, buena parte de la clientela son mujeres entre 30 y 65 años, de clase media alta y también muchas extranjeras. Aun así, este tipo de negocio ayuda a la sostenibilidad de la moda, una industria que se caracteriza por ser una de las más contaminantes.

Las prendas y accesorios que se encuentran en Cotton Vintage, van desde los 145€ por un par de gafas, hasta los 4450€ que cuesta un bolso Chanel clásico, pero según el mismo propietario, los valores dependen completamente del estado, la antigüedad y qué tan cotizado sea por el público. Un ejemplo de esto son los bolsos Fendi de la década de los 90’, que han gozado de gran popularidad durante este año, y que se pueden encontrar principalmente en tiendas vintage. Según el dueño, los artículos que más se venden son sin duda los bolsos.

El proceso de autentificación que se maneja en la tienda “es netamente por la experiencia y conocimiento, al tocar las telas y al estar por tanto tiempo inmerso en la industria”, señala Diego Redondo, quien también cumple el rol de control de calidad de las prendas que llegan y son adquiridas por Cotton Vintage para su posterior venta al público. 

IMG-20191213-WA0022

Tacones Gucci de segunda mano de Cotton Vintage // DOBLECHECK

Este local de lujo de segunda mano además cuenta con venta online, aun así, la mayoría de las ventas se realizan en la tienda física, ya que los clientes pueden tener la experiencia completa de probar el producto e irse a casa más seguros de su compra.

Las tiendas online han copado el mercado, y la ropa vintage no es la excepción, menos aún la del lujo. Una de estas es NetAWear, que también se encuentra en Barcelona, concretamente en Travessera de Gràcia. Pese a tener un lugar físico, no se puede acceder a este en cualquier horario ni momento del día, pues la tienda funciona solamente mediante cita previa, por lo que su principal plataforma y catálogo se encuentra en el sitio web. 

En esta plataforma los precios se encuentran desde los 50€ hasta los 7.200€, y destacan marcas como Gucci, Chanel, Fendi, entre muchos otros clásicos de lujo. Destacan en el sitio de la tienda, que para ellos "lo vintage se encuentra en aquello que tiene más de 20 años de antigüedad, pero que, pese al paso del tiempo, sigue a la moda".

Una oportunidad de reutilización en Paseo de Gràcia

La arteria más exclusiva de Barcelona reúne a las más prestigiosas marcas, por lo que para cualquier persona es un lugar que se aleja mucho del mundo vintage. No obstante, el pasado mes de noviembre el público tuvo la oportunidad de dar un nuevo uso a aquellos artículos que sólo ocupan espacio en su guardarropa.

Se trata de la tienda de lujo Santa Eulalia, fundada en 1843, que realizó un evento en su outlet de otoño/invierno 2019 en colaboración con la tienda francesa Vestiaire Collective, que se enmarca como “el marketplace online líder” para comprar y vender moda y lujo de segunda mano.

"Para nosotros era la oportunidad perfecta para dar apoyo de una economía circular y que nuestros clientes pudieran ordenar su armario", comentó la encargada de marketing de Santa Eulalia, Marta Peñalver, quien además señaló que debido al éxito que tuvo el evento, no descartan volver a realizarlo.

De esta manera, queda claro que el fenómeno del lujo de segunda mano ha llegado para quedarse, y no solo como una oportunidad para comprar a precios más asequibles, sino que también para decir adiós a aquello que ya ha cumplido su ciclo, pero que para otra persona puede ser un auténtico tesoro.

Lujo compartido, la nueva vida de la exclusividad