Doblecheck UIC Barcelona

El precio del ‘top manta’

  • "La influencia del ‘top manta’ ha aumentado en la zona y ha provocado una pérdida de ingresos de entre un 30% y un 50% con respecto al año pasado", declara el presidente del Mercat de Colom.
  • "Hay comerciantes del Raval y del Gótico que están enviando a sus trabajadores a vender en la manta a pesar de tener tienda. El producto es el mismo, pero el dinero que sacan en la manta no lo declaran, es limpio”, indica Fermín Villar, portavoz de La Plataforma de Afectados por el 'top manta'.
  • "Cuando vivía en Senegal pensaba que España era un lugar democrático, sin desigualdad. Cuando llegué, vi que era todo lo contrario", afirma Lamine Sarr, portavoz del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona. 
Los manteros ocupan las principales calles peatonales con sus productos (DOBLECHECK)
Los manteros ocupan las principales calles peatonales con sus productos (DOBLECHECK)

Plaza Catalunya es uno de los principales puntos de concentración de la venta ambulante ilegal. Mawe Cheikh recibe a los turistas con un: “¿le gusta?, camiseta muy barata”. Una de las pocas frases que ha aprendido en los pocos meses que lleva viviendo en España.

Las zamarras de los principales equipos de fútbol convierten su manta en una exposición de colores y nombres reconocidos mundialmente que atraen a aquellos turistas que buscan llevarse un souvenir al menor precio posible.

En un principio, el mantero se resiste a hablar por la incomprensión del idioma. A pesar de ello, conseguimos realizar la entrevista en francés.

Tras varios minutos de conversación, descubrimos que Mawe Cheikh, un joven de mirada perdida, nació en Dakar, capital de Senegal. El viaje para llegar a la Península no fue fácil: desde Senegal viajó a Marruecos donde vivió medio año y finalmente llegó a su destino, Barcelona. “No imaginaba que España fuera así. Venía en busca de oportunidades pero cuando llegué vi que la única manera que tenía de sobrevivir era haciendo lo mismo que mis compañeros senegaleses, la venta ambulante ilegal”. Por otro lado, Mawe afirma que en el momento que consiga un trabajo de verdad, abandonará la venta ambulante.

Desde que llegó a España, este senegalés ha tenido que crearse una vida paralela para no defraudar a su familia con la que habla diariamente.

D871484B-6A09-4B80-96EA-9AD8BDE66D9C 3

La mirada de Mawe Cheikh muestra el cansancio acumulado después de estar todo el día en la calle. (DOBLECHECK)

Una práctica extendida “sin solución”

La ocupación de lugares públicos como Plaza Catalunya es uno de los principales motivos de confrontación entre manteros y comerciantes, ya que estos últimos ven perjudicado su trabajo por la presencia de los ‘top manta’.

Carlos Manresa, presidente de la zona de Palau de Mar, afirma que “las vistas de mis terrazas al Port Vell valen millones de dólares porque se sitúan en la mejor zona de Barcelona pero la presencia de los vendedores ambulantes enturbian la postal del puerto” y añade: “tengo otros restaurantes en zonas donde no hay manteros y, haciendo la comparativa, el mantero me ha perjudicado entre un 10% y un 15% en el resultado de la facturación”.

 

 Mawe Cheikh: “Si consigo un trabajo de verdad, abandonaré la venta ambulante”

 

Frente a esta problemática, los comerciantes de Palau de Mar decidieron actuar por iniciativa propia. El pasado 21 de septiembre, gracias a una aportación privada y a una larga negociación con el Ayuntamiento y el Puerto de Barcelona, consiguieron poner jardineras enormes en la calle para ocupar el espacio que anteriormente ocupaban los manteros.  

Con esta iniciativa, los restauradores de esta área portuaria consiguieron recuperar el paisaje y el espacio que según ellos, justifica el precio de su alquiler. “Las jardineras nos han ido de maravilla porque ahora la gente se sienta, interactúa, hace fotos… . Cosas que antes no podían hacer porque los manteros ocupaban ese espacio”, declara el presidente de la zona de Palau de Mar.

Sin embargo, otras zonas afectadas de la capital catalana por el fenómeno ‘top manta’ como el Mercat de Colom siguen luchando día a día para mantener su comercio. “La influencia del ‘top manta’ ha aumentado en la zona y ha provocado una pérdida de ingresos de entre un 30% y un 50% con respecto al año pasado. Se han cerrado dos puestos porque sus vendedores se veían incapaces de afrontar los gastos para mantenerlas. Si en algún momento cierra uno o dos más, lamentablemente tendremos que cerrar el mercado después de 25 años de trayectoria”, afirma el presidente del Mercat de Colom, Guillermo Izuel.

 

Guillermo Izuel: “Si cierran uno o dos puestos más, tendremos que cerrar el mercado después de 25 años de trayectoria”

 

Izuel y Manresa creen que el problema no puede erradicarse pero sí tiene otras soluciones.

Posibles soluciones

El presidente de Palau de Mar opina que “si fuese alcalde tomaría medidas eficientes y no bajaría la guardia. Hay muchas ciudades españolas que no tienen manteros porque el alcalde y la Policía han actuado al unísono en la lucha contra la venta ambulante”. Por otra parte, Carlos Manresa propone legalizar su situación y ofrecerles un trabajo que beneficie a la ciudad como la limpieza de parques con un sueldo de 800 euros al mes. Si esta solución no fuera viable, Manresa también propone la creación de un lugar destinado a la venta ‘top manta’. Guillermo Izuel, presidente de Mercat de Colom, está de acuerdo con esta última propuesta.

 

el-palau-de-mar

Los turistas pasean por la zona de Palau de Mar. (Ajuntament de Barcelona)

La Plataforma de Afectados por el Top Manta busca este tipo de soluciones. Esta plataforma surgió como respuesta a la cantidad de manteros que había en la ciudad condal. “Entre los años 2015 y 2016 observamos que la ocupación de los manteros de la vía pública estaba fuera de control. Recuerdo que se extendía des del Monumento a Colón hasta el final de la Barceloneta, llegando a contabilizarse 950 vendedores ambulantes”, comenta el presidente de la Plataforma, Fermín Villar.

La Plataforma de Afectados por el Top Manta está compuesta por integrantes de 40 entidades distintas que necesitan disponer de la vía pública. “El objetivo de la plataforma es integrar los manteros en el mercado laboral”, afirma el presidente y añade que “la plataforma no quiere represión sino precaución, por eso pedimos que la presencia policial sea previa. Hemos solicitado repetidamente que de buena mañana vayan guardias con agentes de servicios sociales para que ayuden a los manteros a buscar una salida social. Por otro lado, tenemos claro que el Ayuntamiento tiene unas prioridades y entre ellas no está perseguir la venta ilegal”, indica el presidente de la Plataforma.

La Plataforma también denuncia otro problema que está generando el fenómeno ‘top manta’: la incorporación de vendedores de pequeños comercios de souvenir de la Rambla a este negocio. “Un 30% de los vendedores ya no son chicos recién llegados en situación irregular, son gente en situación regular que puede trabajar en cualquier cosa pero ha visto en el ‘top manta’ un negocio rentable al que agarrarse. Hay comerciantes del Raval y del Gótico que están enviando a sus trabajadores a vender en la manta a pesar de tener tienda. El producto es el mismo, pero el dinero que sacan en la manta no lo declaran, es limpio”, explica Fermín Villar.

 

Fermín Villar: “Hay comerciantes del Raval y del Gótico que están enviando a sus trabajadores a vender en la manta a pesar de tener tienda”


Sin embargo, Carles Agustí Hernàndez, miembro del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT) apunta que “es evidente que la gente que practica el ‘top manta’ son víctimas, no delincuentes”.

El político catalán considera que los manteros son víctimas de redes más grandes, que producen, distribuyen los productos y obtienen todo el beneficio. Agustí Hernàndez afirma que para solucionar este problema debe haber una doble actuación.

La primera actuación sobre las personas que practican el ‘top manta’ y la segunda sobre las redes que obtienen el beneficio. “Los manteros son personas que necesitan trabajo y es tarea del Ayuntamiento de sacarlos del ‘top manta’ para insertarlos en los diferentes ámbitos de la sociedad donde haga falta gente, por ejemplo en la construcción”.

Desde el colectivo ‘top manta’, se creó el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, para tener un órgano que diera voz a los manteros de Barcelona. Sobre todo después de la “controvertida” muerte del mantero Mor Sylla en Salou.

Lamine Sarr, portavoz del sindicato, explica el objetivo de este: “El sindicato nació con el objetivo de luchar por los derechos de los manteros y ayudarlos contra la violencia policial. Además, el sindicato trabaja para agilizar los trámites que necesitan los manteros para poder conseguir el permiso de residencia”.

Lamine Sarr partió desde Senegal en cayuco hacia España el año 2006. Su viaje duró una semana y tuvo un coste de 700 euros, que significó los ahorros de toda su vida. “Las expectativas sobre España que tenía antes de partir eran muy diferentes al panorama que encontré al llegar a Tenerife”, afirma el portavoz y añade “cuando vivía en Senegal pensaba que España era un lugar democrático, sin desigualdad. Cuando llegué, vi que era todo lo contrario”.

IMG_0535 2

Lamine Sarr trabaja en la tienda Top Manta desde su inauguración. (DOBLECHECK)

Lamine Sarr tiene 36 años. No obstante, los obstáculos que ha tenido que vivir han hecho de él una persona mucho más madura. En la actualidad, a parte de ser portavoz del sindicato también trabaja en la tienda física de la marca Top Manta, que ocupa el mismo local que la sede del sindicato. “Hace tiempo que no vivo una redada porque trabajo aquí”, relata a la vez que escribe una dedicatoria en un paquete que está a punto de ser enviado.

Aunque el portavoz declara que hace tiempo que no vive en su propia piel las persecuciones policiales afirma que “las redadas cada vez son más violentas y cuesta denunciarlas. Hay muchos compañeros que tienen miedo a hacerlo y otros que creen que su denuncia no servirá para nada. Por otro lado, debemos denunciar la violencia policial para demostrar que nosotros también somos personas y tenemos derechos”.

 

Carles Agustí: “La gente que practica el ‘top manta’ son víctimas, no delincuentes

 

Un factor clave a tener en cuenta en este conflicto es la confrontación que generan las redadas. Jordi Vilasaló, sargento y responsable de comunicación de la Guardia Urbana afirma que “no existe ninguna zona de la ciudad condal donde se pueda practicar la venta ambulante sin autorización municipal, licencia de venta y el pago de los impuestos correspondientes. Por este motivo, la venta ambulante ilegal es perseguida”.

El negocio subterráneo

Por otra parte, el negocio ‘top manta’ ha llegado a convertirse en un peligro para muchos de los trabajadores de Renfe de Plaza Catalunya. “Llegan a la estación, se instalan, viene la policía, se van y a los 10 minutos vuelven”, explica un portavoz de la compañía ferroviaria, que reitera la falta de coordinación en la estación frente a esta problemática.

La preocupación que existe entre los trabajadores de la estación de Plaza Catalunya es que, en caso de emergencia, no puedan ser accesibles las correspondientes salidas dado la multitud de manteros que las inhabilitan.

Lamine Sarr: “Debemos denunciar la violencia policial para demostrar que nosotros también somos personas y tenemos derechos”

El pasado 5 de diciembre se llevó a cabo una reunión entre las principales autoridades del Port de Barcelona y los responsables de Renfe. Esta reunión se realizó para buscar soluciones al debate sobre la “pasividad hacia el top manta de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra”.

“Se está trabajando para hacer una intervención conjunta en el intercambiador de Plaza Cataluña por cuestiones de seguridad”, declaró la alcaldesa Ada Colau ante lo sucedido, en Catalunya Ràdio esa misma mañana.

La tienda legalizada de manteros

Una de las salidas que ha encontrado el colectivo ‘top manta’ para mejorar sus condiciones de vida ha sido la creación de la marca Top Manta. Según manteros.org, el sindicato fundó esta marca con la intención de concebir un producto alternativo a las falsificaciones y “sacar de la calle a todos los colectivos marginados” para regularizar su situación y ayudarlos a trabajar de forma digna y legal.

El político catalán, Carles Agustí Hernàndez, considera que “la iniciativa es positiva porque si hay un espacio legal pueden hacer productos producidos de manera legal”.

La marca Top Manta Barcelona fue impulsada el año 2017 por el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona. El diseño del logo define la historia de los más de 400 manteros que viven en Barcelona, su medio de vida -la manta-  y su medio de transporte -el cayuco-. Su sede física se encuentra en la calle d’En Roig, 13, situada en el Barrio del Raval y coincide con la sede del sindicato.

La creación de la primera línea de moda lanzada por los manteros de Barcelona fue posible gracias al apoyo del departamento de Arte y Diseño de PlayGround Do, que difundió esta iniciativa y apoyó el proyecto.

La financiación se hizo a través de la plataforma goteo.com, gracias a la cual, la marca obtuvo 67.184 euros con los que pudo iniciar una nueva era en el colectivo top manta.

A pesar de ello, según datos de PlayGround, la oficina española de Patentes y Marcas ha denegado el registro de la marca Top Manta. No obstante, la lucha de los manteros es incansable y la tienda sigue en funcionamiento. En ella, podemos encontrar camisetas, gorras, sudaderas o bolsos de manufacturación propia y dentro del marco legal. Además, la tienda Top Manta también dispone de una máquina de serigrafía para personalizar y crear nuevas prendas.

Los dependientes y fundadores de esta marca sueñan en grande con la posibilidad de que en un futuro no muy lejano, puedan abrir otros locales repartidos por toda la ciudad condal y cada vez sean más los manteros que trabajen en ella.

 

Un reportaje realizado por Edu Baronet, Mar Martínez, Laura Monill, Rubén Navarro, Laura Porta y Selena Ramos.